Aprender con IA: herramienta para la educación y la inclusión

La tecnología reproduce la forma en la que nuestro cerebro adquiere nuevos conocimientos y razona. De esta forma, la IA puede ayudarnos a seguir aprendiendo

📸 Julia M Cameron I Pexels

19/01/2022

Imitar al cerebro humano para ayudarlo a aprender. Los sistemas informáticos reproducen la manera en la que el cerebro adquiere nuevos conocimientos y razona. De esta forma la inteligencia artificial nos ayuda con los idiomas o con cualquier otra materia que queramos conocer.

Si los robots son capaces de aprender nuevas destrezas por sí mismos, como caminar por distintos entornos, y los sistemas informáticos pueden desarrollar algoritmos de aprendizaje automático sin que el ser humano interfiera en estos procesos; también es posible que esos sistemas ayuden a las personas a adquirir conocimientos. 

En busca de la formación

Durante el confinamiento vivido como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus, la demanda de formación online se disparó en España. Tal y como señala la empresa malagueña Vértice Elearning, el número de alumnos aumentó rápidamente en más de un 50 por ciento en sus plataformas online.

La compañía de formación ha podido establecer un perfil de estudiante que se define mayoritariamente femenino; las edades predominantes se sitúan entre los 25 y los 34 años y los 45 y los 54 años; y el ordenador es el dispositivo más utilizado. 

La inteligencia artificial (IA), está estrechamente relacionada con el aprendizaje, pero ¿cuál es el motivo?

Una de sus áreas principales de desarrollo es la Programación Neurolingúística (PLN) que es la base sobre la que se desarrollan herramientas tan útiles y conocidas como los asistentes virtuales tipo Siri, Alexa o Aura. Para que estos funcionen correctamente necesitan construirse sobre un modelo de lenguaje.

Para desarrollar un modelo, la IA necesita una gran cantidad de datos para aprender. Gracias a la repetición de esos datos, la tecnología es capaz de encontrar su relación y establecer patrones.

Por este motivo cuando, por ejemplo, hacemos una búsqueda en Google, esta herramienta es capaz de sugerirnos palabras y relacionarlas con otras búsquedas. En el caso de los idiomas, los datos son las palabras.

Los idiomas, lo más demandado

Inglés, alemán, francés y chino fueron los grandes protagonistas del confinamiento, según indica la plataforma de formación online 8Belts. La intención de mejorar el dominio de los idiomas, ha sido una de las habilidades que más interés ha despertado en el último año y medio, en especial el inglés. 

La conectividad ha permitido mejorar las destrezas de miles de personas en distintas materias y la formación online ha favorecido el desarrollo del aprendizaje.

En este entorno de adaptación, la tecnología ha sido clave para dar respuesta a esas necesidades. IA y machine learning ofrecen metodologías que se adaptan al nivel de cada alumno, y en función de este pueden diseñar un itinerario, para adecuarse a sus objetivos individuales. 

Las plataformas de teleformación permiten incluso, mantener un nivel de exigencia adecuado al ritmo de aprendizaje de cada persona, de tal forma que el alumno se sienta “retado” y pueda mantener un nivel óptimo de interés e implicación en aquello que está aprendiendo.

En este sentido, la gamificación es una herramienta muy eficaz en el aprendizaje no solo de idiomas, también de cualquier materia que se quiera estudiar. Permite a los alumnos divertirse mientras adquieren nuevos conocimientos, favorece el interés y la curiosidad para que ellos mismos avancen en sus conocimientos y quieran seguir ampliándolos. 

IA contra la exclusión en la educación

Tal y como destaca la UNESCO, esta tecnología puede desarrollar herramientas y prácticas de aprendizaje innovadoras, tan necesarias para lograr el cuarto punto de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, (ODS): garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida de todos.

Sin embargo, el rápido avance de las nuevas tecnologías implica riesgos y retos, por lo que es necesario garantizar que el uso de innovaciones como la IA en el contexto educativo sea inclusivo y equitativo. 

En este sentido, la organización internacional trabaja para que todo el mundo pueda acceder a los beneficios que reporta esta tecnología en materia de innovación y saber, adoptando un enfoque centrado en el ser humano y en la lucha contra las desigualdades en cuanto al acceso al saber, a la investigación y a la diversidad de las expresiones culturales.  


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.