5G: especificaciones y casos de uso

Descubre más sobre el 5G. Conoce sus especificaciones y casos de uso más relevantes que ayudan a la transformación digital.

5G especificaciones y casos de uso.
Patricia Robles

Patricia Robles Mansilla

Tiempo de lectura: 4 min

Parece que fue ayer cuando comenzamos a hablar sobre el concepto de 5G y sus diferentes casos de uso. Sin embargo, pocos años después, esta tecnología ha pasado de ser un mero concepto a convertirse en toda una realidad.

A pesar de estar presente en numerosos aspectos de nuestro día a día, ¿realmente tenemos claro a qué nos referimos cuando hablamos de esta nueva tecnología? Para entender el concepto de sistema 5G, primero necesitamos entender sus requisitos y especificaciones.

Requisitos y especificaciones del 5G

Cuando hablamos de la quinta generación de redes de comunicaciones móviles, realmente nos debemos focalizar en los requerimientos marcados por la ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones) para los sistemas IMT-2020. De cara a la definición de los diferentes escenarios de uso para el 5G, estos requisitos se encuentran divididos en tres líneas de trabajo claves: eMBB (Enhanced Mobile Broadband), mMTC (Massive Machine Type Communications) y uRLLC (Ultra-Reliable and Low Latency Communications).

Por un lado, las comunicaciones eMBB están relacionadas con la experiencia del usuario, permitiendo alcanzar velocidades de pico de 20 Gbps (es decir, 20 veces superiores a las del 4G) e incrementar la densidad de tráfico 100 veces por unidad de superficie, permitiendo, por ejemplo, ofrecer contenidos en ultra alta definición o experiencias de realidad aumentada. Por otro lado, las comunicaciones mMTC incrementan la capacidad para soportar una densidad de dispositivos conectados 10 veces mayor que en el 4G, lo que permite entre otras cosas, el despliegue masivo de sensores, el Internet de las cosas (Internet of Things) o el crecimiento de los servicios de Big Data. Por último, cuando hablamos de uRLLC, nos referimos a comunicaciones de baja latencia en torno a 1 milisegundo frente a los 20-30 milisegundos propios de las redes 4G. Esta condición puede hacerlas apropiadas para aplicaciones que tienen requerimientos específicos en este ámbito, como el vehículo conectado o los servicios de telemedicina.

El despliegue de la red 5G

En cuanto al despliegue de la red 5G, este se está realizando de manera progresiva y en diferentes fases. En una primera fase, la red se puso en servicio combinando el despliegue de 5G en modo Non Stand Alone (NSA) y la tecnología de compartición de espectro Dynamic Spectrum Sharing (DSS) para, posteriormente empezar a convertirse en una red Stand Alone (SA). A su vez, es necesario tener en cuenta que estos nuevos despliegues tienen que ir acompasados de un paulatino apagado de las redes de segunda y tercera generación, necesarias hasta el momento para proporcionar servicios de voz, con el objetivo de liberar espectro para esta tecnología.

Aplicaciones del 5G

Dejando a un lado los detalles más técnicos, centrémonos ahora en las aplicaciones que esta nueva tecnología trae consigo. Si echamos la vista atrás, la primera y la segunda generación de comunicaciones móviles hicieron posible la telefonía móvil para fines comerciales. La tercera generación hizo realidad el internet móvil, mientras que la cuarta ha mejorado considerablemente la experiencia de usuario, proporcionando tasas de transmisión de datos más altas, y por supuesto, mayor capacidad. La llegada de todas estas generaciones ha estado auto justificada tanto a nivel técnico como a nivel económico, sin embargo, si nos centramos solo en las comunicaciones relacionadas con la experiencia de usuario, podría parecer que esta quinta generación no va a generar tanta demanda como sí lo hicieron sus precedentes. 

Llegados a este punto, podemos avistar que el 5G no solo contempla la posibilidad de comunicar a las personas, sino que es una tecnología orientada también a las comunicaciones machine-to-machine (M2M). En base a este tipo de comunicaciones, el desarrollo de diferentes casos de uso ha permitido a Telefónica liderar el camino hacia el 5G en España durante estos años, con propuestas tan pioneras como la experiencia piloto desarrollada con el Atlético de Madrid en la que un grupo de aficionados pudo disfrutar de una experiencia inmersiva gracias al 5G y la realidad virtual, o la instalación en el Estadio Abanca-Riazor de A Coruña, de diversas herramientas para mejorar la experiencia de los aficionados que están en el estadio y de los que siguen los partidos a través de la televisión.

Conclusiones

Los avances que esta tecnología trae consigo tienen un gran potencial, aun así, todavía quedan límites tecnológicos por explotar que apuntan muy alto. El progresivo despliegue de las redes móviles, junto con el avance en los diferentes casos de uso, son la clave para llevar a cabo el desarrollo de nuevos servicios 5G que ayuden a la mejora de los procesos actuales, la transformación digital o la prestación de nuevos servicios.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA