Atrás

ProFuturo dona 1.000 tablets a la Comunidad de Madrid para que niños en situación vulnerable puedan acceder a recursos educativos

Los presidentes de Telefónica, Fundación ¨la Caixa¨ y Fundación Telefónica ponen su tecnología y su programa de educación digital a disposición de los entornos que más sufren las consecuencias del COVID19

  • La iniciativa permitirá que alumnos de 2º de Bachillerato y 4º de la ESO que sufren una mayor brecha digital en sus hogares puedan seguir formándose y aprendiendo desde casa.
  • Las tablets forman parte del equipamiento tecnológico del programa de educación digital ProFuturo, impulsado por Fundación Telefónica y Fundación ¨la Caixa¨ para llevar educación digital a los entornos más vulnerables de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia.
  • ProFuturo está trabajando con otras administraciones públicas para extender la iniciativa a hospitales y residencias para que enfermos y mayores ingresados puedan comunicarse con sus familias.

Madrid, 3 de abril. El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete y los presidentes de Fundación Telefónica, César Alierta, y Fundación ¨la Caixa¨, Isidro Fainé, que juntos impulsan el programa de educación digital ProFuturo, han donado 1.000 tablets a la Comunidad de Madrid para que niños y niñas en situación de vulnerabilidad puedan acceder a recursos educativos y seguir aprendiendo desde casa mientras permanezcan cerrados los centros educativos de la capital.

Esta donación forma parte de un plan de colaboración de ProFuturo con otras administraciones públicas y organizaciones para extender la iniciativa a hospitales y residencias para que enfermos de COVID-19 y ancianos ingresados en estos centros puedan utilizar las tablets para comunicarse con sus familias.

De acuerdo a la Comunidad de Madrid, unas 300 tablets se repartirán a estudiantes de 2º de Bachillerato que están preparando las pruebas de acceso a la Universidad (EBAU) y unas 500 a alumnos de 4º de la ESO provenientes de familias con problemas económicos y que necesitan titular este año para continuar sus estudios, ya sea en Bachillerato o FP. Los dispositivos restantes se distribuirán entre otros estudiantes.

Todos los beneficiados pertenecen a centros educativos que cuentan con alumnos del programa de Educación Compensatoria, es decir, aquellos que tienen un desfase curricular de más de dos años por razones socioeconómicas y culturales. Los estudiantes han sido seleccionados tras una consulta previa con los directores y son los que tienen mayores necesidades y sufren una mayor brecha digital en sus hogares. 

A través de esta donación, ProFuturo quiere evitar que la brecha digital aumente el riesgo de exclusión en el que ya se encuentran estos menores y contribuir a garantizar que a ningún niño se le prive de su derecho a la educación por no tener un ordenador en casa.

Las tablets se enviarán a los colegios e institutos, que se ocuparán de entregarlas y solicitar que los alumnos firmen un documento de recepción y uso responsable del material. Finalizado este periodo, los dispositivos retornarán a los centros y se destinarán para la docencia.

Las tablets donadas forman parte del equipamiento tecnológico de ProFuturo, un programa impulsado en 2016 por Fundación Telefónica y Fundación ¨la Caixa¨ para reducir la brecha educativa en el mundo llevando educación digital de calidad a niños y niñas que viven en entornos vulnerables de 38 países de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia. En línea con su misión de ayudar a los más desfavorecidos y ante las consecuencias que está teniendo la crisis del COVID19 en el sector educativo español, ProFuturo quiere que parte de este material tecnológico pueda ahora ser utilizado aquí en España por los menores de Madrid que tienen menos recursos.

Sobre ProFuturo

ProFuturo es un programa de educación digital puesto en marcha por Fundación Telefónica y Fundación “la Caixa”, que tiene como misión reducir la brecha educativa en el mundo proporcionando una educación digital de calidad a niños y niñas en entornos vulnerables de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia. Su objetivo es proporcionar la mejor educación a 13 millones de niños en entornos vulnerables en 2020 y a 25 millones en 2030.

La propuesta educativa incorpora desarrollo profesional docente a través de la formación, recursos digitales y nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje. Además, el programa tiene vocación de acoger y promover la participación de otras empresas e instituciones y aspira a crear una gran red internacional de docentes que enseñan, aprenden y comparten conocimientos para lograr, entre todos, una educación mejor en el mundo

 


Contenidos relacionados