Atrás

¿Por qué una Telefónica diversa es una Telefónica mejor?

Laura Abasolo

Diversidad: “variedad, infinidad o abundancia de cosas diferentes”

 

Telefónica, con casi 125.000 empleados y operaciones en 17 países, es por fuerza una empresa diversa.

Contamos con cerca de 125.000 formas de pensar y actuar únicas e irrepetibles. Y así es como entendemos la diversidad en Telefónica, centrada en las personas y en su talento. Porque para la transformación digital que necesita nuestro negocio, la clave no es la tecnología, sino las personas.

Como sponsor global del Comité de Diversidad de Telefónica, quiero compartir con vosotros algunas reflexiones sobre cómo entendemos la diversidad, qué implica y algunos ejemplos de lo que estamos haciendo para ser cada día una empresa más inclusiva.

 

Una oportunidad única de fortalecernos a través de la diversidad de pensamiento

La diversidad nos hace más fuertes y competitivos. Solo con un talento diverso podemos empatizar con nuestros clientes, comprender sus necesidades específicas e innovar para satisfacerlas. Solo con un talento diverso podemos afianzar con éxito nuestra digitalización centrada en las personas.

La diversidad abarca muchos aspectos. Y es cierto que, en algunos casos, como el de género, tenemos que lograr un equilibrio mejor. Pero nuestra verdadera ambición es lograr la diversidad de pensamiento. Una Telefónica diversa es una organización donde hay lugar para todos, tal y como somos. Y lograrlo es responsabilidad de todos.

Nuestros programas de diversidad e inclusión pretenden atraer y reconocer el talento de colectivos diferentes y fomentar una cultura de trabajo abierta e inclusiva en la que la singularidad de creencias, antecedentes, capacidades y diferentes formas de vida nos ayuden a tomar las mejores decisiones.

Esto solo puede conseguirse con un compromiso claro de la dirección.

Tenemos procesos que garantizan la igualdad de oportunidades en el acceso, formación, desarrollo profesional y remuneración, así como tolerancia cero ante cualquier forma de discriminación. Implantar y cumplir esos procesos está en nuestras manos, pero no bastan por sí solos. Han de complementarse con un modelo de liderazgo inclusivo que conozca y gestione los prejuicios y los sesgos inconscientes que, en ocasiones, son la antesala de la discriminación abierta. Constituyen el mayor obstáculo para lograr una empresa diversa, además de confiable, retadora y abierta, los valores que definen nuestra marca y nuestra visión de compañía.

Elegimos Todo… Y, sí, también Elegimos a Todos.

 

Algunas de nuestras metas

Con el fin de impulsar el talento diverso, para 2020 en Telefónica nos hemos marcado, entre otras, las siguientes metas:

  • Tener un 30% de mujeres en los puestos directivos.
  • Atraer a 25.000 jóvenes con talento en todo el mundo.
  • Incorporar la accesibilidad como un elemento básico de todos nuestros procesos.
  • Sensibilizar a todos los empleados sobre la importancia de la diversidad y el liderazgo inclusivo.
  • Continuar impulsando programas de desarrollo del talento y actualización de capacidades.
  • Seguir promoviendo medidas para mejorar la conciliación de la vida personal y laboral.

 

Aunque estos planes y procesos nos marquen la hoja de ruta, la diversidad comienza con las decisiones que todos y cada uno de nosotros tomamos en nuestro día a día. Cada paso ha de comenzar con una pregunta, no con una decisión. Tenemos que seguir siendo una compañía en la que los empleados nos atrevemos a ser nosotros mismos, en la que compartimos información y aportamos opiniones y sugerencias sin miedo a equivocarnos. En definitiva, una empresa capaz de atraer y alimentar el mejor talento.

 

¡Elegimos a Todos!

 

Laura Abasolo
Directora de Finanzas y Control y sponsor global de Diversidad