Atrás

La realidad del 5G en América Latina

 

La realidad sociodemográfica de América Latina

Para analizar la situación del 5G en América Latina, es necesario tener en cuenta la realidad tecnológica de la región. Un diagnóstico objetivo de la situación debe partir de la diferenciación en el nivel de evolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los grandes centros urbanos y en las zonas periféricas y rurales de menor densidad de población. Mientras las primeras disponen de servicios 4G de alta calidad, con alta penetración y buena experiencia de usuario, las segundas presentan problemas de falta de conectividad. La población de estas zonas rurales o de difícil acceso no cuenta si quiera con cobertura 4G, sino que priman las redes 2G y 3G con un acceso a Internet cuasi aspiracional.

Esta realidad provoca que América Latina enfrente un desafío de dimensiones titánicas: cerrar la brecha digital para no privar de las oportunidades y ventajas de la digitalización a toda la población, independientemente de su lugar de residencia.

Para ello, serán necesarias políticas públicas adaptadas a la realidad sociodemográfica de la región, con condiciones de mercado que fomenten la inversión y garanticen la seguridad jurídica de estos enormes desembolsos. El objetivo de esas políticas debe centrarse en asegurar la conectividad de todos los ciudadanos para garantizar el acceso a la educación digital de calidad, a servicios de telemedicina, al trabajo en remoto, entre otras actividades. Esto nos remite a un nuevo reto generado como consecuencia de la pandemia global del Covid-19 que agrava el cuadro de situación de América Latina en términos de brecha digital.

José Juan Haro (Director de Políticas Públicas y Negocio Mayorista, Telefónica Hispam) y José Otero Muñoz (vicepresidente de 5G Américas para América Latina y el Caribe), moderados por Rosa Jiménez Cano (periodista) analizaron los retos y oportunidades del desarrollo del 5G en un debate organizado en Casa de América, bajo el título “¿De qué hablamos cuando hablamos de 5G en América Latina?”

 

 

La contribución de las redes 5G a la conectividad de la región

Las redes 5G serán una apuesta firme para el desarrollo productivo e industrial de nuestras sociedades y economías. Sin embargo, son una falsa promesa si la expectativa que genera se traslada a cerrar la brecha digital que afecta a América Latina.

Esta premisa debería hacernos reflexionar sobre si en realidad “la promesa del 5G en América Latina” es conveniente o podría incluso retrasar esa mayor conectividad, digitalización y reducción de brechas que la región tanto anhela y necesita. De hecho, los recursos que se destinarían al 5G podrían distraer de un propósito más eficiente para los objetivos de mayor cobertura, como son: acelerar los despliegues de 4G y fibra óptica. En este tipo de decisiones -que recaen en los diferentes gobiernos nacionales- se advierte un trade-off que deben salvar en beneficio inmediato del 4G, una tecnología que aún no ha alcanzado su nivel de madurez en la región.

En síntesis, los gobiernos de la región se enfrentan a un gran dilema: perseguir los objetivos recaudatorios que promete el 5G (mediante procesos de licitaciones) o posponer esa decisión en aras de sentar las bases de una cobertura más amplia y sólida para posibilitar el máximo desarrollo del país.

Ante esta dicotomía, el objetivo principal siempre debería ser el beneficio general de los ciudadanos que acompañe al progreso de la región. Por tanto, las políticas públicas deben estar en sintonía con la realidad específica de cada uno de los mercados, velando por el beneficio general en lugar del interés económico puntual. Tal y como advertimos en nuestro Pacto Digital, la transformación digital es la mejor palanca para reconstruir mejor nuestras sociedades y economías y, para desarrollarla, es clave ampliar la cobertura y capacidad de las infraestructuras.

 

POSTS RELACIONADOS