Buscador
Atrás

Conoce más acerca de Blockchain y el impacto en las telecomunicaciones

 

Estamos en una sociedad en la que se está digitalizando prácticamente todo: noticias, servicios de todo tipo, enseñanza, la Administración, etc., y era cuestión de tiempo que el dinero también se digitalizara, sobre todo porque ya nos hemos ido acostumbrando con el tiempo a no ver ni monedas ni papel con lo que se venía llamado dinero de plástico. La diferencia de Bitcoin con ese dinero de plástico es que Bitcoin no lo controla nadie, no está en un banco o al menos no en un banco al uso. Se encuentra en la blockchain de Bitcoin, que como no podía ser de otra manera, no es ni más ni menos que un “libro mayor de apuntes” de transacciones distribuido y público, justo lo contrario de cómo gestionan las monedas los bancos centrales actuales, a través de una base de datos centralizada y cerrada. Por esa razón a la tecnología blockchain también se le denomina, por sus siglas en inglés, como DLT o Distributed Ledger Technology.

Obviamente, para que Bitcoin fuera fiable, quien o quienes diseñaron la tecnología blockchain lo hicieron de una manera que, una vez que algo se ha escrito en el libro de cuentas o blockchain, nada lo pueda modificar. De esa manera, cuando una transacción se da por buena, permanece como tal para siempre, nada la puede deshacer. Esta confianza se consigue a través del consenso, esto es, que si la mitad de todos los elementos que gestionan la blockchain más uno, deciden que una transacción se ha producido, entonces todos los elementos aceptan dicha transacción como la verdadera. Así, aunque alguien quisiera gastar bitcoins en dos transacciones simultaneas y diferentes, al final, solo una se habría producido, aquella que la mitad más uno de los elementos aceptara como la buena.


Si quieres conocer cómo podría afectar a las empresas de Telecomunicaciones, descárgate el capítulo “Telecomunicaciones: de la revolución de datos a la revolución blockchain” del libro “Blockchain: La revolución industrial de Internet”.
 

Pues bien, estas características de la tecnología blockchain en la que elementos que no se conocen (distribuidos) son capaces de gestionar coordinadamente y fiablemente un registro de eventos (la DLT), que además no permite que se produzcan contradicciones por diseño y que cualquiera pueda interactuar con ella no solo son aprovechables para una moneda virtual, sino que tiene muchas otras aplicaciones, porque tener una base de datos distribuida que se puede compartir, que se puede externalizar y que permite que no solo personas o aplicaciones de tu propia empresa interactúen con ella, y por ende contigo es uno de los quebraderos de cabeza que anteriormente se afrontaban con tecnología propia y que ahora, sencillamente, se puede externalizar y compartir con otras compañías y aplicaciones, por lo que las economías de escala se disparan, a la vez que la interoperabilidad entre sectores aparece ‘por diseño’.   

Cualquier industria que utilice bases de datos centralizadas que sean alimentadas por diferentes fuentes es susceptible de verse afectada por la disrupción de la tecnología blockchain. Y las empresas de telecomunicaciones no son una excepción.

 

No te pierdas esta entrevista junto a Chistoph Steck, Director de Políticas Públicas de Telefónica SA, donde contamos más detalladamente qué beneficios aporta el Blockchain y cómo podemos trasladar esto a nuestra empresa.

 

 

 

 

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

POSTS RELACIONADOS