Buscador
Atrás

¿Sabes cómo Aura puede ayudarte a proteger tu privacidad y gestionar tus datos personales?

 

Los datos son considerados una nueva moneda de cambio, el combustible del mundo digital o hasta un nuevo factor de producción, junto al capital y al trabajo. No obstante, para aprovechar las oportunidades que ofrecen, respetando los derechos de las personas, es necesario que su tratamiento se guíe por una serie de valores.

Diversas organizaciones internacionales y estudios académicos ya están empezando a considerar los datos como parte de la dignidad humana y de los derechos de las personas. Si existe normativa nacional e internacional destinada a proteger el derecho a la privacidad en el mundo físico, también debería garantizarse de igual manera en el ámbito digital.

En Telefónica, creemos que solo hay una soberanía y una dignidad de la persona, por lo que no debe haber diferencias en su garantía en el mundo online y en offline. Tal y como explica José María Álvarez-Pallete, CEO y presidente de Telefónica:

 

“Los datos son un elemento fundamental de mi persona, tan inalienables como mi dignidad. No pueden ser expropiados sin mi voluntad clara y determinada de conocer qué está pasando”.

 

Ciertamente, la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos (RGPD) marcó un hito en la historia de la protección de los datos personales. Pero no es suficiente. En Telefónica, venimos apostando desde hace tiempo por el establecimiento de un Nuevo Pacto Digital que modernice nuestras democracias para la era digital. Este acuerdo debe contemplar la redacción de una nueva Carta de Derechos Digitales para garantizar que los derechos de las personas estén protegidos también en el entorno digital.

 

Privacidad de datos

 

Mientras llega este momento, en Telefónica ya hemos empezado a avanzar, a través de la autorregulación. De esta forma, nos hemos impuesto la obligación de respetar tres principios fundamentales:

  1. Transparencia: el usuario tiene derecho a saber qué datos tiene Telefónica sobre él. Esto implica la obligación de informarle sobre este asunto de forma clara y que pueda comprender.
  2. Seguridad: Telefónica asume el compromiso de proteger los datos de los usuarios porque tiene la obligación de proteger la integridad de las telecomunicaciones. La seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios son las bases de nuestro negocio y la regla principal que aplicamos al diseñar nuestros servicios y colaborar con nuestros socios.
  3. Control y capacidad de elección: los usuarios deberían tener el control sobre sus datos personales, manteniendo la capacidad de decidir cómo se emplean. Esto implica ayudarles a comprender la importancia de sus datos y proporcionarles opciones acerca de su utilización.

Son estas mismas reglas las que nos aplicamos cuando nos decidimos a crear Aura, que se basa en cuatro pilares, también conocidos como «superpoderes»: Simplificar, Enriquecer, Empoderar y Descubrir.

 

Aura's superpowers

 

Para Telefónica es fundamental tanto simplificar los servicios y enriquecer la vida de sus clientes a través de los datos que puede reunir Aura, como empoderar a los usuarios a través de sus propios datos. De esta forma, se proporciona al cliente transparencia, control, seguridad y conocimiento sobre la privacidad, permitiéndole descubrir opciones simples para el uso de sus datos.

Aura, la Inteligencia Artificial de Telefónica, se creó con el propósito de definir una experiencia disruptiva, empoderadora y transparente, para que los usuarios puedan controlar sus propios datos. 

Las personas deben saber para qué se utilizan los datos, y esto debe explicarse de la manera más honesta posible para generar confianza. Es esencial hacerles saber que ahora son los propietarios y los responsables del tratamiento de sus datos.

Consulta el informe completo sobre privacidad y Control de los datos en la web de Aura.

 

Datos

 

Transferencia del control de los datos en Telefónica

Una de las partes más importantes para salvaguardar la privacidad de los usuarios es contar con un sistema que les permita controlar su información. A este respecto, desde Telefónica se han diseñado y desarrollado una serie de mecanismos con los que comunicar a los usuarios sus valores y misión de empoderamiento:

   1. Incorporación

Lo primordial es establecer un acuerdo recíproco entre Telefónica y el usuario al empezar a utilizar Aura. Este proceso de incorporación transmite los conceptos clave de la transparencia. Se compone de un acuerdo de privacidad entre el usuario y Aura, en el que Aura explica los términos de su relación, qué datos va a recopilar y cuales no se compartirán.

   2. Gestión de permisos de privacidad

Brindar la posibilidad al usuario de gestionar sus permisos de privacidad tiene como propósito otorgarle el control efectivo sobre el acceso a los datos de los servicios conectados a Aura. De este modo, el usuario es capaz de entender el valor de dichos datos y, por otro lado, Telefónica puede comunicar de una forma fiable y transparente que está entregando un servicio premium por los datos sin perjudicar la privacidad de los clientes.

   3. Portabilidad de los datos

Uno de los derechos del RGPD es la posibilidad de descargar los datos y transferirlos a otra organización. En este sentido, Telefónica ha desarrollado un proceso de portabilidad de datos a través de Aura, sencillo y comprensible para el usuario. Dicho mecanismo le permite controlar sus datos, recopilarlos y llevárselos siempre que lo desee. 

Empoderar a los usuarios para que gestionen sus opciones de privacidad de manera consciente e informada, educar y generar el conocimiento de los clientes, y vincular Aura y las diferentes marcas comerciales son los puntos clave para inspirar confianza en los usuarios y animarles a tomar el control de sus datos personales.

 

POSTS RELACIONADOS