Buscador
Atrás

Telefónica debate en Rigtscon sobre el futuro de Internet

 

Hace unas semanas, en el corazón de la actividad política europea, nos reunimos más de 1.500 personas de la sociedad civil, el mundo académico, compañías de Internet, telcos y representantes institucionales para compartir nuestras visiones a cerca de los temas de actualidad relacionados con derechos digitales y la transformación de nuestra sociedad en Rightscon, un evento organizado por Acess Now.

 

Los grandes temas que centraron el debate fueron: encriptación, libertad de expresión, privacidad, y conectar a los no conectados.

 

Actualmente más de 3.200 millones de personas están conectadas a Internet. Nunca en la historia una tecnología ha alcanzado a tantos ciudadanos de una forma tan rápida. El resultado es que el impacto de Internet en nuestra vida pública y privada está llevando a nuestra sociedad a una nueva era. Esta transformación requiere de una profunda reflexión desde las diferentes perspectivas de los derechos de consumidores, civiles o fundamentales, a la vez que se consideran las diversas sensibilidades y funciones en la sociedad con el objetivo de conseguir una imagen más fiel de la situación actual y las tendencias.

De hecho, creemos que la colaboración y compartición de experiencias y puntos de vista entre gobiernos, reguladores, sector privado, academia y sociedad civil es una responsabilidad compartida. Por esta razón, apoyamos la creación de espacios inclusivos para que estas conversaciones clave tengan lugar, siendo precisamente Rightscon un hito en esa dirección.

Telefónica, como Telco, está profundamente comprometida con políticas basadas en derechos para empoderar a las personas. En este sentido, la transparencia es un valor fundamental en el empoderamiento de las personas. Así, Telefónica, junto con otras empresas del sector, está elaborando anualmente un informe de transparencia. La semana pasada nos convertimos en miembros de la Global Network Initiative (GNI, por sus siglas en inglés) tras cuatro años compartiendo mejores prácticas y elaborando guías para promover los derechos de libertad y libertad de expresión dentro del grupo Telecom Industry Dialogue (ID). En ambas organizaciones, ID y GNI, hemos tomado un papel muy activo para destacar los negativos efectos de los cortes de la redes no solo sobre los derechos digitales sino también sobre la economía.

Durante el debate sobre conectar a los no conectados, hubo consenso entre los participantes en la idea de que los criterios centrados en la asequibilidad del acceso a internet no son suficientes para alcanzar el objetivo global: alcanzar 60% de la población mundial online en 2020. En el corto plazo, la innovación es necesaria tanto en el lado de la oferta, proveedores, con en la demanda, clientes.

 

 

Telefónica, está colaborando tanto con Google (Proyecto Loon) como con Facebook (telecominfraproject) para mejorar la conectividad para todos.

 

Adicionalmente, estamos también aplicándonos en el desarrollo de iniciativas innovadoras que enfocadas en soluciones tecnológicas escalables (Software-Defined- networks y Network Function Virtualization). En el lado de la demanda, somos pioneros en el desarrollo de tarifas prepago para servicios móviles, que han permitido alcanzar una penetración del 112%. Y entre otras iniciativas estamos fomentando un ecosistema de start-ups locales para desarrollar contenidos localmente relevantes para todos y apoyando la generación de talento.

Es fundamental que los gobiernos estén alineados con el objetivo de conectar a todos: poniendo el desarrollo de una agenda digital entre sus máximas prioridades; modernizando el marco regulatorio; fomentando la competencia; garantizando la disponibilidad de espectro radioeléctrico; promoviendo la innovación y aplicando el principio general de “mismo servicio, mismas reglas, mismos impuestos y misma protección del usuario”.

 

En relación a los derechos digitales, nuestro posicionamiento está fundamentado en el reconocimiento de la obligación de los gobiernos de proteger y respetar los derechos humanos a la vez que proporcionan seguridad y protegen a los ciudadanos.

 

Es decir, Telefónica reconoce la legitimidad de los Gobiernos de equilibrar derechos y medidas de seguridad tras haber siempre considerado cuidadosamente su compatibilidad con el estado de derecho y las políticas que consuman las condiciones establecidas por la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Somos conscientes del enorme desafío al que nos enfrentamos. La velocidad trepidante de los cambios tecnológicos está trayendo consigo nuevos retos, está modificando los comportamientos y las culturas así como las herramientas disponibles para dar una respuesta adecuada a los ciudadanos. ¿Estamos adentrándonos en un mundo post-regulatorio?

Este es un debate relevante a tener en cuenta. Se trata de una nueva era en la que el orden tradicional no está dando las respuestas necesarias mientras que las tecnologías y los cambios que traen consigo están ocurriendo a escala global pero con particularidades locales. Creemos que necesitamos un nuevo modelo de gobierno para un mundo global que priorice a los ciudadanos (protección del consumidor y derechos digitales).

 

POSTS RELACIONADOS