Buscador
Atrás

El Presidente Macron y la Revolución Francesa del IGF

 

Tras un proceso preparatorio algo alicaído, la reunión anual 2018 del IGF se iba a celebrar en París del 12 al 14 de noviembre con todas miras puestas en mantener la relevancia del Foro de Gobernanza de Internet. Y el presidente Macron acudió a su rescate.  

El Presidente de la República Francesa tomó el estrado durante la ceremonia de apertura, y durante 45 minutos expuso su visión de los retos de Internet y del camino a seguir. Sus primeras palabras alabaron el carácter positivo y transformador que tiene en nuestras vidas, y cómo ya somos incapaces de imaginarnos nuestra vida sin Internet. Pero aseveró que estamos en una encrucijada. Internet y las democracias están en riesgo por las múltiples amenazas que nos acechan: desde extremismo, terrorismo y regímenes autoritarios aprovechando sus debilidades en su provecho, hasta el fin del pensamiento libre empujado por la sustitución del principio de Universalidad por el de Neutralidad, así como por la propagación de ideas peligrosas en nombre de la Neutralidad de Red por parte de quienes comparten valores opuestos a los nuestros.

Identificó dos tendencias en los modelos de gobernanza de Internet. El modelo “Californiano” basado en un enfoque no intervencionista en el que agentes dominantes del sector privado se autorregulan a través de un proceso con escasas garantías democráticas; y el modelo “Chino” en el que un Estado ejerce un control absoluto de Internet y todos sus agentes. Macron expresó su preferencia por un modelo intermedio en el que se regula Internet y a sus agentes en nombre del bien común con el objetivo de mantener un Internet abierto, libre y seguro. Un nuevo proceso multilateral, en el que participen no solo los Estados sino todos los agentes, trabajando mano a mano con la Sociedad Civil y el Sector Privado, sería el responsable de diseñar e implantar esta nueva y adecuada regulación.

 

Foro de governanza internacional

  

Macrón anunció que los organizadores de los tres IGFs celebrados en Europa secuencialmente, Suiza-2017, Francia-2018 y Alemania-2019, compartían la visión de que el IGF no ha de ser sólo un lugar donde debatir, sino también un proceso que genere propuestas más concretas. Esta visión ya ha empezado a desarrollarse durante este año en París mediante el listado de los resultados de los debates.

Entre los temas relevantes sobre los que el IGF podría empezar a generar resultados concretos, Macron destacó al privacidad y protección de datos personales, la regulación de contenidos que debería diferenciar entre aspectos como terrorismo y pornografía infantil que requieren de una acción firme a escala global, y otros sujetos a diferentes interpretaciones a nivel regional o nacional y que por lo tanto requieren planteamientos geográficos distintos, como es el caso de la incitación al odio, la difamación y el acoso por Internet; también destacó la necesidad de modificar la responsabilidad de los intermediarios, acabando con la diferenciación entre los proveedores y los que alojan el contenido.

En cuanto a las cuestiones sobre las que el IGF podría empezar a trabajar produciendo resultados más concretos, se trata de la privacidad y la protección de los datos personales, así como de la regulación de los contenidos, que debería diferenciar temas como el terrorismo, la pornografía infantil, en los que es necesaria una acción audaz a escala mundial, de los que están sujetos a interpretaciones regionales o nacionales diferentes y que, por lo tanto, requieren planteamientos geográficos diferentes, como la incitación al odio, la difamación, el acoso en línea o el acoso cibernético, así como la necesidad de cambiar la responsabilidad de los intermediarios, para acabar con la diferenciación entre los proveedores de contenidos y los que alojan. También apoyó un enfoque global de la ciberseguridad, pidiendo que se encomendara al IGF la supervisión de la implementación "Llamamiento de París para la confianza y la seguridad en el ciberespacio". Por último, también incluyó como actividad del IGF la preservación de la capacidad de Internet de creación de valor económico, abordando los derechos de propiedad intelectual, la defensa de la ley de competencia en el ciberespacio y la tributación digital para garantizar una distribución justa de la carga tributaria.

El discurso de Macron en la ceremonia de apertura ciertamente ha revolucionado el IGF. No solo contó con la participación de un Jefe de Estado, de un país relevante en la escena política mundial, hablando durante más de cuarenta y cinco minutos sobre Internet, su gobernanza y sobre el mismo IGF. Sino que además, dicho Jefe de Estado apoyó decididamente el IGF pidiendo que se encomendara su gestión de manera directa a un Subsecretario General de las Naciones Unidas, y que se evolucionase el mismo desde el puro debate a la generación de propuestas concretas. También puso sobre la mesa, de una manera holística y estructurada, los retos a los que se enfrentan Internet y la sociedad en su globalidad, retos que muchos han identificado en conversaciones privadas pero que hasta ahora nadie había abordado públicamente. Y lo que es aún más importante, desafíos sobre los que el presidente Macron ha presentado propuestas para abordarlos: regular Internet a través de un nuevo proceso multilateral que incluya a todas las partes interesadas.

 

Discurso del presidente Macron

 

Estos dos últimos aspectos llamaron de atención de muchos de los presentes, que estaban en total desacuerdo con la necesidad de regular Internet y con la adopción de un proceso de gobernanza multilateral en la medida que supondría un cambio hacía un proceso con un mayor control gubernamental frente al proceso actual dirigido, mediante una participación igualitaria, por todos los stakeholders o partes interesadas. Sin embargo, no deja de ser cierto, la legislación y creación de políticas públicas internacionales están basados en procesos multilaterales y consecuentemente la propuesta de Macros resulte en una apertura y mayor inclusión de los mismos. 

Seguro que todos estamos de acuerdo en que Macron ha puesto el IGF de nuevo en el centro de la atención: el presidente compartió su visión, la visión del Gobierno Francés, en el IGF; hizo una llamada de atención identificando las preocupaciones compartidas por muchos, y proponiendo una posible solución. Así pues, el Presidente Macron ha practicado con el ejemplo, mostrándonos a todos cuan relevante es (a día de hoy) el IGF y consiguiendo que todo el mundo vuelva a tener interés en la Gobernanza de Internet. Ahora, es nuestro turno de recoger su guante y decidir entre todos el camino que queremos para el Internet del futuro.

Terminando con una visión optimista sobre el futuro del IGF, permítanme destacar que Alemania ya ha presentado oficialmente el sitio web del IGF 2019, que se celebrará en Berlín entre el 25 y el 29 de noviembre. ¡Felicitaciones a Alemania por su gran capacidad organizativa a largo plazo!

 

¡Nos vemos en Berlín el próximo año!

 

POSTS RELACIONADOS