Atrás

El streaming de video de Netflix y YouTube representa ya la mitad del tráfico total de banda ancha fija en Estados Unidos y Europa va por el mismo camino