Atrás

Movistar Protege: la nueva apuesta de Telefónica para el control parental en España

Como respuesta a la creciente demanda de nuevas soluciones de seguridad y supervisión en Internet para familias y al compromiso de Telefónica con la educación digital de los más jóvenes, Telefónica ha lanzado en España Movistar Protege, un completo control parental que permite a padres y/o tutores legales proteger en tiempo real hasta a cinco menores mediante la supervisión de su actividad en la Red.

Movistar Protege es un servicio multiplataforma que nace fruto del acuerdo global alcanzado en diciembre de 2014 por Telefónica y Qustodio, la compañía barcelonesa líder en soluciones de seguridad.

Movistar Protege permite:

– Proteger todo tipo de dispositivos (PC, Mac, tablet, smartphone, iPad, iPod, iPhone y Kindle) con varios perfiles.

– Establecer horarios de uso, tanto para navegación como para el uso de aplicaciones.

– Tener un informe diario o semanal con la actividad realizada por cada usuario.

– Recibir alertas si el menor visita páginas inadecuadas o excede el tiempo de uso establecido.

– Supervisar quiénes son los amigos de los menores en redes sociales y qué tipo de contenido está siendo compartido en Facebook y Twitter.

– Ver y bloquear con quién hablan los usuarios por teléfono y a quién envían SMS, así como la duración de las llamadas y el número de mensajes de texto intercambiados.

– Enviar de manera prioritaria un mensaje de solicitud de ayuda indicando la localización exacta del menor.

Con este nuevo servicio de control parental los padres podrán ayudar a los más pequeños a gestionar de manera responsable su vida digital a través de una sencilla suscripción desde 1,50€ mensuales. El único requisito indispensable para su contratación es que el padre o tutor legal del menor sea titular de una línea de Movistar, no siendo necesario que los menores tengan línea con la compañía.

Telefónica ya cuenta en la actualidad con la plataforma para padres Familia Digital, pero sigue apostando por ofrecer a niños y adolescentes el acceso a todo el potencial que ofrecen las tecnologías digitales, fomentando un consumo responsable de las mismas.