Inclusión digital

Las nuevas tecnologías son uno de los principales motores de transformación social y económica. Por ello queremos garantizar, gracias a la conectividad, que todas las personas tienen un acceso óptimo a la vida digital, con la mejor tecnología, sin dejar a nadie atrás.

 

Desde Telefónica trabajamos para fomentar la inclusión digital, basándonos en nuestro despliegue de red y en una oferta accesible y asequible para cualquier tipo de cliente. Además de esto, a través de la innovación sostenible desarrollamos servicios que aportan un valor añadido a esta conectividad y mejoran la vida de las personas.

En los últimos años, hemos impulsado un despliegue de red que ha permitido mejorar de modo significativo el acceso, capacidad y calidad de la conectividad en los mercados en los que estamos presentes. Así, solo en Latinoamérica hemos invertido 130.000 millones de euros en los últimos 25 años.

La Banda Ancha, fija y móvil, que hemos desplegado aportó, según PwC, un 2,2% al PIB el año pasado. Se trata, además, de un despliegue responsable, que potencia la eficiencia energética y minimiza el impacto en el entorno. Así, por ejemplo, compartimos con otros operadores 33.878 estaciones.

Esto se ha conseguido gracias a la inversión en infraestructuras. A ello dedicamos gran parte del presupuesto total de la compañía, que en 2015 ascendió a 9.578 millones de euros, lo que supone el 20% de los ingresos y un aumento del 10% respecto al año anterior.

En este sentido, desde Telefónica garantizamos además el llamado Servicio Universal, un conjunto de servicios básicos de comunicaciones que ofrecemos a todos usuarios que lo soliciten, afrontando la brecha geográfica. Con una calidad específica y un precio asequible, actualmente está presente en Argentina, Brasil, Colombia, España, Perú, Venezuela y Ecuador.

Además, para nosotros es importante que todos los servicios que ofrecemos sean asequibles para la población, especialmente en Latinoamérica. El servicio de prepago móvil, así como una oferta diferenciada y los paquetes de servicios son las herramientas clave para mejorar la conectividad de las comunidades con menores ingresos.