E-BUSINESS

Telefónica implanta en sus empresas soluciones de Comercio Electrónico que cubren toda la cadena de compras y suministros.

Telefónica está automatizando todos los procesos de la cadena de compras y suministros mediante la implantación de herramientas de comercio electrónico a través de Internet.

Estas herramientas cubren la totalidad de los procesos, desde la petición de ofertas, negociación de las mismas y formalización de los compromisos con los proveedores, hasta la gestión del suministro (pedidos, recepciones y facturas).

 

Un importante paso hacia un modelo más estratégico de la cadena de compras y suministros.

La implantación de estas herramientas de comercio electrónico como única vía en el modelo de compras y suministros de Telefónica supone:

  • Una importante mejora de la eficacia y eficiencia en el proceso, al facilitar la elaboración y el análisis, tanto de las peticiones de oferta como de las propias ofertas, agilizar el envío y recepción de las mismas, simplificar las tareas administrativas asociadas y disminuir errores. Todo ello se traduce en una reducción de costes muy superior a los propios costes de una solución tecnológica de este tipo.

  • La potenciación de algunos de los principios y fundamentos de nuestro Modelo de Compras. Por una parte, la transparencia y la igualdad de oportunidades a los proveedores oferentes pasan a ser plenas en esta parte del proceso, y por otra, se incrementa la posibilidad de apertura y accesibilidad al mercado de proveedores y, con ello, la competencia.

  • Asimismo, dado que esta transformación la estamos realizando apoyándonos en un mercado virtual de carácter público y abierto, como el de Adquira, en el que también participan otras grandes compañías y con el que se ponen en contacto muchos compradores y muchos vendedores, supone, además de incrementar la accesibilidad entre todos, compartir todos los costes derivados de la creación y explotación del propio mercado.

  • Y para nuestros proveedores, además de las ventajas derivadas de la automatización, ya comentadas, y de la posibilidad de integración con sus sistemas informáticos, supone el acceso a un atractivo mercado virtual, en el que, además de todas las empresas del Grupo Telefónica, están presentes, entre otras, empresas como BBVA, Iberia y Repsol.

En definitiva, se trata de proyectos de automatización y conectividad para la relación comercial que aportan ventajas a todos: a los compradores, a los proveedores, e incluso a los consumidores finales. A los dos primeros, porque reduce los costes totales de las transacciones; y al consumidor final porque, además de suponer una reducción de costes en los eslabones de la cadena constituida por múltiples proveedores y compradores, incrementa la competencia real en el mercado.

Telefónica, como el resto de grandes empresas compradoras que participan en este mercado, está asumiendo la mayor parte de los costes, aunque los proveedores, por su parte, deben asumir también una pequeña parte del coste total.